Receta facilísima.

Ingredientes: 250 gramos de mantequilla, 150 gramos de azúcar, 350 gramos de harina, un paquetito de arándanos.

Hay que tener la mantequilla a temperatura ambiente para poder trabajarla mejor. Yo la he cortado en daditos.Se echa el azúcar sobre ella y se mezcla bien.

Por otra parte se cortan los arándanos un poco, para que no vayan enteros.

     

  

Se echan los arándanos en la mantequilla y se mezcla bien

  

Ahora toca añadir la harina y mezclarla poco a poco con una cuchara y después con las manos para integrarla toda. Y nos quedará una bola como la de la foto, que la meteremos 15 minutillos en la nevera para que coja consistencia.

  

  

Despues se estira un poco y se cortan las galletas, que se van colocando en la placa del horno con ayuda de una espátula. Se meten al horno precalentado a 180 grados. Se hornean durante 12 minutos. Al momento de sacarlas suelen estar muy blanditas y pueden romperse, así que es mejor dejarlas enfriar unos minutos en la placa para que no se rompan.

     

¡¡Espero que os gusten!!