Al loro, cocinitas mios. Voy a compartir mi receta de las filloas. Las hago siempre a ojo y de mil maneras. Me gusta servirlas directamente de la sartén al plato para que estén calentitas y tiernas. Muchas personas me han pedido la receta, así que voy a enseñaros cómo las hago.

Ayer hice un experimento, las hice con leche de avena. ¡Vaya acierto! ¡¡¡Estaban tiernísimas!!!

En un bol pongo los huevos, para el plato de filloas que hice ayer y que sale en la foto, puse 7 huevos. Les pongo una pizca de sal, y añado azúcar. Esto va al gusto, si son para hacer saladas no le pongáis azúcar. Añadí azúcar moreno (sirve de cualquier otro tipo), aproximadamente una cucharada sopera rasa por huevo. Añadí harina, aproximadamente unas dos cucharadas llenas (en este caso espelta, pero sirve cualquier harina) y la ralladura de dos limones. Batí bien fuerte a mano con el batidor hasta tener una pasta espesota, añadí un chorrito de aceite de oliva (sirve un dadito de mantequilla derretida) y leche de avena. Si queréis que sean esponjosas tipo tortita, en lugar de leche, nata. Podéis hacerlas con leche de vaca, de soja… lo que os apetezca.

  

  

No puede quedar muy líquida la mezcla. Si os queda líquida añadís harina. Tiene que ser densa como una leche hidratante.

Después las hice en la sartén. Podéis engrasar la sartén con mantequilla o con aceite de oliva como hice yo.

Están muy ricas, que me lo han dicho jajajaja