Los nevaditos son un dulce muy sencillo de hacer. Se pueden aromatizar, yo los he hecho neutros, pero podéis echarle anís para darle un toque anisado. Es una receta muy rápida y con muy pocos ingredientes. Así que vale la pena intentarlo.

Ingredientes: 500 gr de harina, 200 de manteca de cerdo, 100 cc de vino blanco, dos cucharadas de azúcar, una pizca de sal y azúcar glass para rebozarlos.

Hay que tener la manteca a temperatura ambiente para que esté blandita. Se mezcla con las dos cucharadas de azúcar y la pizca de sal, se añade el vino blanco y la harina y se trabaja la masa con las manos hasta tener una bola.

  

  

Esa bola se mete 10 minutitos en la nevera para que endurezca un poco y se estira con el rodillo en la mesa. Se cortan circulitos que serán los nevaditos (Yo los hice con una copa de cava), y se colocan en la placa del horno. Se meten media hora en el horno ya previamente caliente a 180 grados y al sacar la placa del horno, ya se van echando uno a uno en el azúcar glass. Cuidado no os queméis, pero es importante echarlos calentitos en el azúcar para que se impregnen muy bien. Después si queréis cuando enfríen podéis espolvorearlos otro poco. Y tachán! Ricos nevaditos!

     

  

Espero que os gusten y os animo a cocinarlos porque es una cosa muy facilita de hacer. Recordad que el azúcar glass podéis hacerlo moliendo azúcar en el molinillo.